Una noche mágica

Publicado: 29 noviembre, 2007 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

El inicio de la primavera estaba siendo relativamente llevadero. El frío no era tanto como otros años y la lluvia contenía la sensación de enfriamiento que uno podía tener.

No obstante, esta semana no ha llovido en ningún momento, es más el tiempo había sido soleado la mayor parte de los días y se había registrado un aumento de la temperatura que todos habíamos agradecido.

Aquel día era especialmente bueno y decidí dar un paseo con la bici por la ciudad.

Mientras paseaba me adentré en uno de los parques, el cual no visitaba desde hacía tiempo, y me encontré con una fantástica sorpresa.

Fue ya cuando había anochecido, cuando las estrellas y la luna adornaban un cielo digno de observar, realmente era una noche mágica.

Paseaba a la vera del lago del parque y entonces observé como pétalos de cerezos caían sobre el lugar.

La floración de aquellos árboles había empezado y sus pétalos rosados invadían el suelo como lluvia colorida de la naturaleza.

Paré la bicicleta y observé el espectáculo.

La flor del cerezo es linda y decidí llevarme una.

Cuando regresaba a casa te vi. Pare la bici de inmediato y supe que tenía que darte aquella flor.

Siempre había sido muy indeciso contigo y se me ocurrió que aquella era una buena forma de demostrarte que sí tenía las cosas claras.

Una noche mágica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s