Nada más

Publicado: 13 octubre, 2009 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Soñé y me desperté pensando que estaba solo pero me encontré contigo al lado. Me acerqué un poco más y te abracé con fuerza. Despertaste y me sonreíste, agarrándome fuerte como yo a ti.

Después de abrir los ojos me di cuenta de que el mejor sueño ahora, para mí, es la realidad, estar contigo ahora y saber que aunque protestes muchas veces estás conmigo, que aunque te desanimes vienes junto a mí, que encuentras en mí tranquilidad.

Te digo una tontería y me dices haciéndote la enfadada que no me quieres ver más y yo me acerco y te digo al oído que eso no es verdad, y te pongo la mano sobre los ojos y te cuento que aunque no me veas sigo estando ahí y tú ríes risueña, feliz y me contagias, porque yo soy igual de feliz contigo.

Parece que todo se haya para y que existimos tú y yo y nada más, y con eso me llega, no me importe lo que pase fuera si sé que al llegar tú vas a estar y no me importa lo demás si al final tú acabas estando conmigo.

Me acostumbro poco a poco a tu presencia, cambié todo lo que no te gustaba para hacerte sentir más cómoda, te costó de principio, fue difícil porque cada uno estaba acostumbrado a una cosa, nos desanimamos pero al final, como no podía ser de otra manera, salió bien, salió muy bien.

Estás protestando porque hay que levantarse a hacer cosas, me río, porque siempre protestas al levantar.

Me siento feliz, me gustan tus protestas me hacen recordar que ya no estoy solo.

Nada más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s