Un violinista en tu tejado

Publicado: 8 abril, 2012 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Poner el color en los días oscuros, teñir de luz un día de lluvia, reponer el calor de un invierno congelado, ser todo cuando no hay nada, la luna en una noche de cielo despejado, un violinista en tu tejado, tocando la canción que para ti he inventado, el pan para la boca hambrienta que no quiere quedar vacía… todo eso y mucho más, dejar de ser el tipo triste que va a tu vera para ser el que sale en las fotos de tus más dulces locuras.

Maldigo la suerte que no me deja disfrutar de tu luz como debería, no quiero ser el velo que impide el paso de la tenue luz que te acaricia, quiero que ese instante de placer inmenso deje de ser efímero y que sea eterno, quiero vivir en ese momento, en las pupilas de tus ojos avellana, ser el viento que acaricie tus mejillas y el sabor que quede en tu boca después de beber un poquito de amor e ilusión, ese coctel extraño que todos deseamos.

Mientras tanto sigo aquí, observándote, sentado en el tejado, disfrutando de tu visión bajo la luna, inventando acordes en mi guitarra usada, vieja y pertrechada pero que saca mejor que ninguna otra los sentimientos que habitan mi alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s