Somos jóvenes

Publicado: 17 julio, 2012 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

La observa desde lejos e inseguro se acerca, sabe que en ese momento algo va a pasar, puede ser algo bueno o malo, puede ser un inicio o un final. Así que coge asiento a su lado y la mira antes de hablar. Sus ojos castaños, lacrimosos, se clavan en él, con una mirada triste que delata una realidad. Él, que tenía todo un discurso preparada la coge de una mano y la hace ir con él.

A pesar de protestar le sigue, entran en un ascensor y le pregunta a dónde van, pero él no contesta y pone un dedo sobre sus labios, diciéndole que tiene que callar. El ascensor llega a la última planta pero, en vez de girar hacia las habitaciones, salen por la puerta de las escaleras y le hace subir hasta llegar al ático.

Allí están, con un viento que no enfría y que parece acariciar y una luna luminosa que parece querer el cielo coronar.

–          Somos jóvenes, ¿por qué no lo podríamos lograr? Vente conmigo, no te pienso fallar más. No hay cosa más importante que sentir que tú me quieres de verdad. Déjame que te lleve a casa, déjame que te lleve conmigo, deja que nuestra vida vuelva a empezar.

Su respuesta llegó con el sol y entonces su mirada cambió.

Somos jóvenes (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s