Algunas plantas

Publicado: 19 agosto, 2012 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Quemando especias que no deben dejarse oler, fumando cosas que ninguno más conocías, pasando de todo por estar cansado de la mediocridad que le rodeaba, así vivía él, ausente de todo lo demás y esperando siempre mucho, mucho más.

Equivocado o acertado, eso no lo sé yo, sólo relato la historia de uno que me lo pidió.

Detrás del humo sonreía, decía que era su fumata blanca, que lo habían elegido regidor del mundo del dolor y que su primer edicto sería castigar a todo no pecador, que en la vida también hay que disfrutar y para disfrutar, según él, no se podía ser bueno.

Mientras tomaba notas en mi bloc, me preguntaba si quizás no tuviera algo de razón. Al final entendí que cada cual tenía que elegir su razón, ninguna estaría ni bien ni mal, sencillamente eran todo opiniones.

Me hablaba de la gente y me contaba que a veces entre algunas personas y algunas plantas, elegiría las segundas, pues siempre las podía arrancar y tirar, cosa que con las personas no siempre era tan sencilla. Curiosa metáfora para un tipo tan singular. En un principio mirándolo pensé que iba a decir que al menos las podría fumar, pero, me equivoqué, se ve que el tipo aún pensaba en algo más.

Chaval, ¿tú por quién quieres tirar? La única pregunta que me hizo no tenía concesión. Le contesté que yo tiraba por mí, que sólo creía en mi razón y en nada más. El se rió, rió y rió y después se me quedó mirando y me dijo que para ser burgués no pensaba nada mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s