Inercia

Publicado: 20 diciembre, 2012 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Sueños de sangre, grito y despierto. Así fue al principio. Con el tiempo fueron pasando, como se fue difuminando el miedo a despertar y encontrarse allí otra vez, en medio de un caos, pudiendo hacer tan poco. Sucedió de esta manera y, poco a poco, la inercia de los días fue curando el dolor y el miedo, la rutina ayudó a superar una pérdida que nunca se podrá reemplazar. Pero, aún con todo, cuando llega aquella época vuelvo a despertar, a la misma hora, con la misma sensación, con ganas de llorar.

Las puertas nunca permanecerán cerradas, nunca lo estuvieron y, no obstante, un aire distinto se nota en cada habitación, la de mi extremo y la del suyo.

Atado en mi cama por mis recuerdos a veces pienso en cómo hubiera sido todo de otra forma, no obstante, no tiene sentido, lo que sucedió ya no puede cambiarse y, por más que use la imaginación, esa ficción nunca sustituirá la amarga realidad a la que a veces me condeno.

Miro las fotos, a veces parece que quisieran hablar, decirme algo, pero yo no oigo nada y sigo con esa sensación, que sólo se cura con el tiempo, asumiendo lo que ocurrió y sabiendo que la vida es así y que no por ello debes dejar de vivirla intensamente.

Inercia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s