No importa que llueva

Publicado: 26 febrero, 2013 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Mientras espero lo único que tengo en mente es que necesito verte, no tengo espacio para ninguna idea más, lo demás simplemente prescindible para mí.

Los minutos no dan pasado, cada uno parece durar una eternidad. Intento aplacar los nervios mientras compruebo a cada momento la hora en el móvil, esperando que el tiempo se acelere, cosa que sé que no será así.

Empieza a tronar, la lluvia se desata, pero tampoco es que me importe mucho mojarme, lo importante son otras cosas.

La calle en poco se ha convertido en un desierto. Numerosas gotas de lluvia van empapando mi ropa, casi sin que yo me dé cuenta, hasta que me paso una mano por la frente y compruebo que estoy totalmente mojado.

Suspiro pero no me doy por vencido. La noche ya ha llegado y la oscuridad sólo se rompe por los focos de los coches que de vez en cuando pasan y el tenue brillo de unas farolas que están lejos de mí.

De repente oteo un paraguas. Eres tú, al fin has llegado.

Me ves y apuras el paso, hasta que llegas junto a mí.

–          ¿Estás aquí? ¿Has venido a esperarme? ¡Estás empapado!

–          No importa que llueva si estoy cerca de ti.

La luz de un coche que se acerca ilumina nuestros rostros juntos, muestra al mundo un beso que es mucho más que eso, es la prueba de que existe algo que no vamos a dejar morir.

No importa que llueva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s