El malo del cuento

Publicado: 27 junio, 2013 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Amargo despertar con sabor a bilis y alcohol, la cabeza como un tambor, el cuerpo magullado y esa sensación de haberla cagado otra vez, de haber vuelto a montar un cristo cuando no venía a cuento.

En medio de una pesadilla me desperté sudando a mares y mientras me intentaba recomponer, pensaba en que había vuelto a ser el malo del cuento, el asesino en mi sueño, el idiota en la noche que precedió a este amanecer.

Me miro al espejo, si hay algo bueno en mí está enterrado muy adentro, no sé porque alguien me intenta entender, ni siquiera yo sé hacerlo.

Dentro de mi cabeza, que aún sigue enloquecida, se encendió la luz de la culpabilidad, la certeza de que no actúo bien, sabiendo que esto no estaba bien.

El timbre de la puerta retumba en mis oídos. Me acerco maldiciendo desaliñado, con una camiseta arrugada y mis boxers como única vestimenta. Detrás de la mirilla me sorprende ver su cara. Abro la puerta y la veo con los ojos llenos de lágrimas. Entra sin dar explicación y grita un por qué… mientras mi cerebro procesa cómo puedo, de una vez por todas, actuar de una jodida vez bien. Se merece algo mejor que mis palabras de niño resentido que no quiere a nadie. Creo que, por una vez, necesito encontrar eso bueno que ella cree que tengo.

 

El malo del cuento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s