Electricidad

Publicado: 8 septiembre, 2016 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Demasiado tiempo sólo pudiendo pensar, demasiadas horas sin compartir ni una palabra con alguien que me pudiera replicar y al final, no me ha quedado otra cosa que claudicar y aceptar que toda esa electricidad que nos recorría era una mentira, una más de lo que fuimos.

Esa jodida herida que me quedó de haberte querido, me sigue torturando sabiéndome engañado, sintiéndome engañado pero no engañado sin más, sino que usaste una mentira más, un sencilla mentira más, no necesitaste más, nuestra historia fue una mera mentira, ni siquiera fue una mentira escogida y así acabé yo, hecho un guiñapo, harto y vencido, cubierto por la mierda de una historia que lo único que me ha dejado, es una herida que no para de supurar palabras que describen mi mal estado.

Ahora, ¿quién me salva de lo que soy yo? ¿Quién me va a sacarme esta puñetera tristeza? ¿Quién me va a dar aquellos besos con lengua?

Debo estar enfermo y no me puedo curar y me daría por llorar, sino fuera porque mis ojos se quedaron secos y ya no darán ni una jodida lágrima más.

electricidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s