Muros

Publicado: 26 septiembre, 2016 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

No es sencillo. Nunca lo ha sido para nadie, ni lo será nunca. Con todo, es necesario, como son necesarias tantas cosas, porque hasta experimentar el dolor no sabes cómo vas a poder combatirlo y ahora es el momento de hacerlo.

Un hombre no es hombre hasta que no ha peleado una batalla. Un guerrero no es un guerrero hasta que no ha sobrevivido a una derrota. Yo sobreviví a la más grande de las derrotas, una derrota de ojos castaños que me miraban esperando más de mí, sin ser yo capaz de haber sido capaz de dar más en aquel momento.

Cuando los muros cayeron, caí con ellos pero, por alguna extraña razón, la vida quiso que sobreviviera. Esos muros fueron su marcha y esa herida es algo que nunca curaré, el saber que la tuve cerca, al alcance de mi mano y que no fui capaz de conservarla, el mayor de los tesoros con los que había soñado no iba a ser para mí.

Al oeste de mi mundo, en ese oeste en el que ahora me toca vivir, más cerca aún suya, tendré que seguir aprendiendo a vivir, con mi falta toda la vida, con el castigo de haberla perdido y sobrevivir.

muros

Anuncios
comentarios
  1. Pues entonces me encantas tu! Aunque WordPress no nos ponga el botón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s