Madurar

Publicado: 17 octubre, 2016 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

El otro día me acordé de ti. No es la primera vez, ni mucho menos. Al volver a casa casi estoy seguro de que te adelanté con mi coche. Al menos, al coche, al que adelanté era igual que el tuyo de entonces y lo conducía una chica que se parecía a ti. Seguramente no fueras, seguramente el destino no nos llevó a esa casualidad, pero el recordarte supongo que era inevitable.

¿Qué pasó con nosotros? Supongo que aún no habíamos tenido que madurar, que aún éramos demasiado jóvenes, y egoísta por momento, que aún teníamos que aprender a aceptar que no siempre las personas pueden ser lo que nosotros queremos que sean.

¿Tan orgullosos somos que fuimos capaces de dejarlo sin solucionar lo que no pasaba? Supongo que será así, aunque aún hoy en día no puedo evitar pensar que me gustaría poder hacerlo.

En el fondo, mi vida siempre ha tenido que ver contigo, aunque en aquel entonces no era capaz de entenderlo.

madurar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s