Años y años

Publicado: 24 diciembre, 2016 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Cuando tengo un mal día y siento que el mundo case sobre mí, cierro los ojos y pienso en todas las cosas que no pensaba encontrar y que al final aparecieron en mi vida y, mientras lo hago, hay un momento en el que siempre pego un respingo, el instante justo en el que te visualizo a ti.

Quizás lo sepas o quizás no, pero lo cierto es que contigo mi vida empezó a coger un sentido que no tenía hasta entonces, o, al menos, que yo no era capaz de darle.

Cuando pienso en todo esto, no puedo evitar sonreír, porque sé que aún estamos lejos del final, que no estamos más que en nuestro inicio y que quedan años y años para seguir construyendo juntos todo un mundo nuevo.

Después de cerrar los ojos y darme cuenta de todo esto el día cambia, ya no es tan malo, los problemas se ven más pequeños y solucionables, el mañana lo arreglará todo y ya no hay peligro, porque lo que realmente necesito en verdad está ahí, seguramente también pensando en mí igual que yo pienso en ella.

anos-y-anos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s