Archivos para julio, 2017

Toc toc

Publicado: 31 julio, 2017 en Reflexivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Demasiado tiempo pensando en lo que puede ser y en lo que será, demasiado tiempo revisando lo que no pasó y ya no se puede cambiar. Se acabó, terminó, ahora acércate a la puerta y llama, siente el toc toc en la madera y espera, porque a partir de este momento tu vida va a cambiar de verdad.

Abre la puerta, encuentra tu lado loco, sigue tu instinto y disfruta sin más. No te preocupes, a veces acertarás y en otras te equivocarás, así es la vida, pero no te preocupes, siempre puedes encontrar una ilusión y la vida espera a tu ilusión, esa que sacas cuando te da igual lo que piensen los demás, cuando eres tú sin más, sin pensar en lo que puede o no puede gustar a quien ahí está.

Abre la puerta, traspásala y no vuelvas a cerrarla más, hay toda una vida de ilusión que espera a que la vaya a inaugurar. ¿Qué más necesitas? Así tu vida ya será genial.

No somos tan distintos, todos llevamos demasiadas cuentas pendientes dentro, así que olvídate todo lo que no sea avanzar, cuando más miras para atrás más cuesta avanzar.

Ahí está, delante de ti, toda una vida esperando a que la disfrutes. Te queda mucho por vivir. Abre la puerta y no dejes de avanzar.

Hermano

Publicado: 30 julio, 2017 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Nos encontramos jóvenes, cuando aún no entendíamos nada de la vida y, poco a poco, las circunstancias nos enseñaron lo que éramos en verdad, a ayudarnos y a entendernos. Fuimos críos que jugaron a experimentar, pero también pasamos por momentos muy duros, en los que fuimos capaces de comprendernos y de ponernos el uno en el papel del otro.

Ahora hemos tomado caminos distintos pero, de algún modo, sé que acabaremos nuestras vidas el uno al lado del otro, porque tú eres mi hermano, eres la persona que sería capaz de salvarme si estuviera muriendo y eres la persona por la cual dejaría todo para ir a socorrerte.

Sí, no tendremos la misma sangre pero somos hermanos, porque nos unió la vida, con sus cosas buenas pero, sobre todo, con sus cosas malas, nos unió el dolor, la desesperación y la tristeza, nos unión la alegría, la amistad y la confianza, nos unen tantas cosas que somos la familia que la vida nos hizo encontrar.

Sé que te tengo ahí, mi hermano, que siempre podré contar contigo y sé que tú sabes que también podrás contar siempre conmigo, da igual lo lejos que estemos y el tiempo que haya pasado, este vínculo nuestro siempre permanecerá inalterable.

Champagne

Publicado: 29 julio, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

No sé bien como contarlo pero la realidad que fue una locura, en la que no parábamos de buscar lo que tenían nuestros cuerpos para querernos y, sin pensar en si teníamos algo en verdad o no, nos poníamos a follar como locos, buscando sexo en cualquier lugar sin poder evitar lo que nuestros cuerpos se empeñaban en gritar, la necesidad de juntarse una y otra vez, de enloquecer a gemidos para después esfumarse sin más, como si lo nuestro fuera como burbujas de champagne francés.

Ahora me siento estúpido contarlo, pensar en aquella vez que renuncié al amor por sexo loco, como si no importara más que aquello y el amor quedara atrás, sin explicación.

Sí, fuimos dos locos y aquello no podía acabar bien, esa fue la verdad que no pudimos evitar y así se esfumaba, una y otra vez, cada vez que calmábamos la locura de hormonas que se desataba cuando nos tocábamos.

Lo nuestro fue así, voces del verbo correr en reflexivo y en pasado, en diversión y en huida, porque así acabamos, escapando el uno del otro, corriendo en busca de escapar del otro, cuando nos aprendimos cada centímetro de nuestra piel, tras haberla usado mil y una veces sin pensar si estaba mal o bien.

Me costó tanto lanzarme a por ti y aunque a todo el mundo le pareciera rápido, para mí fue toda una eternidad, me enamoré de ti al contado.

Me costó ganarte el corazón y, de repente, siento como si me lo hubieran robado, y aunque no quise quedarme con los brazos cruzados, el destino me impidió poder luchar por ese amor que me has quitado.

Entre todas esas verdades y las muchas mentiras que quedaron ocultas, puedo saber cuál es la realidad y con todo, seguí siendo un tiempo un tonto enamorado.

Durante mucho te pedí un di que no te vas pero ya ha pasado el tiempo y ahora puedo ver con la libertad, del que sabe que ya no está apresado por un sentimiento.

No, no voy a engañar a nadie, te amé como hace tiempo que no he amado y nunca te quise perder pero eso es algo que no puedo cambiar, no siempre pasa lo que uno tiene pensado.

No voy a olvidar, no voy a fingir y por mucho que antes no lo pudiera jurar, sé que lo nuestro ya es pasado y te puedes ir sin más, el tiempo de las respuestas ha pasado y yo ya tengo demasiado claro lo que fue para dejar que me siga importando.

Con todo, que pena me da, pensando en lo que pintaba y en cómo a medias se quedó nuestro cuadro.

No, nunca es el miedo que te queda tras volver a perder lo que querías en verdad, es lo que queda, la esperanza de volver a encontrarlo, porque al final, lo que se impone es lo que nos queda por encontrar, esa persona que nuestro corazón hará latir de verdad, esa a quién le dirás algún día: tú eres la vida, lo que quiero más, lo que me hace progresar.

Hay una luz siempre cerca, tan sólo tenemos que aprender a saberlo mirar y aunque el camino es largo y muchas veces demasiado amargo, merece la pena, porque cuando lo encuentras olvidas todo lo demás, tan sólo te quedas con lo que te va a dar.

Porque los amores de verdad no se ahogan cuando se encuentran con la primera dificultad, porque cuando quieres a alguien de verdad, lo quieres con sus defectos y con sus virtudes, no te va a parecer mal, porque nadie es perfecto, ni tú ni esa persona, que alguna vez te va a mostrar el camino hacia esa felicidad que tanto has perseguido y tanto te ha costado encontrar.

Como esa estrella del cielo que nunca deja de brillar, en la oscuridad siempre hay una luz que te acabará por guiar.

Sí, duele cuanto pierdes y cuando te tienes que rendir ante ese gigante que es la realidad que triunfante te hace dudar pero, al final, los sueños se imponen y todo tenemos esa oportunidad.

Nunca lo olvides, cuando la tengas, no la dejes escapar.

Alienígenas

Publicado: 26 julio, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Estábamos a punto de perder lo más importante que teníamos, nuestro hogar, pero parecía no importarnos, seguíamos camino hacia el abismo, ciegos de saciar la sed de nuestra propia ignorancia, aquella que hacía que deseáramos cada vez más y fuésemos cada vez menos felices.

Éramos como alienígenas en busca de su hogar, perdidos en medio de la tierra, sin ser capaces de orientarse de ninguna manera, extranjeros en un mundo extraño que no fuimos nunca capaces de entender, seres que clamaban sin cesar auxilio, esperando que alguien los pudiera contactar y salvar.

Nunca quisimos hacer daño a nadie, nunca quisimos que nos temieran y, sin embargo, pasaron ambas cosas, porque hay cosas que ningún ser puede evitar y porque siempre existirá la desgracia.

Ni fuimos afortunados ni lo seremos, no es algo que nos desespere, o puede que sí, no obstante, estamos acostumbrados, a vivir en un mundo que ni entendemos ni nos entiende. Nuestra vida siempre ha sido así, no hay nada que pueda cambiarlo ya.

Sólo queremos llegar a casa, no necesitamos nada más, ni nada menos, tan sólo llegar a nuestro hogar.