Punto y aparte

Demasiado tiempo desde la última vez, demasiadas cosas por hacer y muchas otras que quedaron sin hacer. No tengo claro que me alcance toda una vida en hacer lo que un día soñé contigo peor he aprendido a aceptar que no siempre las cosas salen como quieren tu corazón.

De repente, te encuentras con un punto y aparte y no puedes hacer otra cosa que marcharte aguantando un corazón que se ha quemado en vano.

¿Ahora qué hago contigo? No tengo claro que seas lo que necesito pero no puedo hacer otra cosa que arriesgarme y tú, que sabes que no soy de jurar en mano, tendrás que decidir si te atreves a vivir lo que antes impediste o sales huyendo otra vez, como aquel cuento de ficticia traición al que un día conmigo ya jugaste.

Quizás estas sean nuestras cenizas pero si tú pones la mano podrás ver que como tú me quemo, qué aún arden y que si soplamos tal vez arda el amor que un día apagamos, sin aviso pero con el corazón roto de dolor, por saber que dejábamos atrás algo que no lo merecía.

¿Era final o era aparte? Tú decides como acaba esta historia que seguía viva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s