Archivos de la categoría ‘Relatos’

Se sentía como si no sintiera nada, como si no tuviera sentimientos, como si en vez de sangre tuviera hielo en mis venas y, de ese modo, nadie podía darme lo que realmente necesitaba, ese sentimiento que me hiciera sentir de otro modo.

De repente, llegaste tú y, por primera vez en mi vida, sentí que estaba en el mundo realmente, que mi corazón latía en verdad, que había algo dentro de mí que me hacía tan igual como al resto.

Pero las cosas no siempre suceden como uno quiere, es más, raramente lo hacen y me encontré con un final que no era el que yo hubiera soñado nunca.

Así llegamos al ahora y el ahora no puede terminar así, nuestra historia no puede acabar con una simple punzada que haga que me desangre para siempre.

Abrázame fuerte o no lo hagas, quiéreme o no me quieres pero, sencillamente, no me digas primero algo y después hagas lo contrario, porque este sentimiento que recorre mi cuerpo no es falso, es de verdad y esa verdad es lo que ha cambiado mi vida para siempre. No me digas ahora que podemos ser amigos, porque nunca fuimos amigos, lo que siempre ha habido entre nosotros es mucho más que la amistad.

Anuncios

Aquí estamos, en un mundo que no tiene claro hacia dónde va, escribiendo nuestra historia, una historia que va de fracasos y aciertos, de decepciones y alegrías, de corazones rotos y corazones que reviven latiendo con intensidad.

El mundo se ha vuelto loco y, al menos, parte de las personas que viven en él también y, además, hay muchas a las que ni siquiera les importa que esto haya pasado, porque cada día le importa menos todo a los demás, porque parece que, ahora, sólo importa uno mismo y nadie más.

Ahora miro alrededor y, muchas veces, todo me parece extraño, como si perteneciera a otro lugar, como si supiera que mi corazón está en otro sitio y mi mente no fuera capaz de recordar cuál es.

Estamos tan perdidos, somos tan diferentes a lo que debíamos ser… ¿Merece la pena que nos salvemos?

De repente, cuando crees que nada puede hacerte creer, aparece ante ti una esperanza, tenue, que poco a poco se va convirtiendo en algo grande y te encuentras, un día, mirándote al espejo y volviendo a soñar, porque puede que medio mundo haya enloquecido pero tú sigues siendo ese loco auténtico que siempre supo que algo podía cambiar.

Consejo de sabios

Publicado: 21 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Cógeme el pulso, dime si esta historia se ha terminado, si mi corazón será capaz de volver a latir o si ya no habrá oportunidad de arreglar todo lo que hemos estropeado.

Lo dejé correr, hay demasiadas cosas que hacen daño y aquí estamos los dos, buscando la fortaleza en la que resistir en este mundo extraño.

Frente al consejo de sabios negué que aún sintiera amor por ti y te condenaron a ser tan sólo la sombra de aquella luz que un día iluminó todo para mí con la fuerza del mayor de los relámpagos.

Caerán los imperios, se levantarán nuevos estados, morirán reyes, nacerán príncipes y princesas que cambiarán los cuentos de los que todos acabarán hablando y los días se terminarán, como esta historia de la que tan sólo quedan palabras y dibujos de pequeños trazos.

Dime, a dónde vas a volar para dejar lo nuestro de lado.

Llévame una última vez a ese lugar que soñamos, dale de nuevo a reproducir aquella canción que bailamos y trata de olvidar todo lo que antes hemos hablado y dime que fue cierto una última vez y dejemos que la vida nos enseñe a dónde ir, sin importarnos nada más que ese futuro que no será el que habíamos hablado.

No te olvides de nadie, todos fuimos parte de tu vida y somos parte de quien eres, si alguna vez dudas te esperaremos en el horizonte, donde nuestras miradas se cruzan por Ϝltima vez.

Vivir

Publicado: 20 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Ahora que ha pasado el tiempo, empiezo a tener claro que quizás tenía que pasar, que aunque doliera algo me debía enseñar y poco a poco recuperé mi sonrisa para volver a sentir lo que significa vivir.

No tengo tiempo para odiar, tengo demasiadas cosas que sentir, demasiadas cosas que puedo disfrutar y todo lo que no me aporta lo quiero lejos, porque quiero ver de nuevo toda mi vida con los ojos del niño que un día fui.

Ya no me voy a volver a quejar porque ahora me toca ser feliz, porque me toca sentirme ligero y poder volar, porque me niego a tener que olvidar para sentir.

Puse el contador a cero, algo me hizo volver a empezar y aunque fue difícil ahora sé lo importante que algunas cosas son para mí.

No es justo caer y hacerse daño pero si no te lanzas del nido nunca serás capaz de volar, sino consigues elevarte en el cielo ya no lo podrás disfrutar.

Tengo algo importante que contarte, no quiero impacientarte, pero sé que si esperas te gustará aún más.

Chaperón

Publicado: 19 noviembre, 2017 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Demasiado tiempo escuchando tus problemas y abrazándote para dejar que tus lágrimas salieran sin ser vistas por mí. Demasiado tiempo siendo tu confidente, tu amigo, la persona en la que confías. Demasiado tiempo a tu lado como para no poder sentir nada.

Sigo viéndote como sufres por él y me pregunto cómo no eres capaz de darte cuenta de que nunca te va a convenir, que tienes que estar con alguien que te haga sentir bien, no con alguien que te haga pensar si eres alguien que vale la pena.

Aquí estoy, de nuevo prestándote mi hombro, ofreciéndome a ser tu chaperón, ahora que has decidido que necesitas que alguien esté hoy, cuando lo veas, junto a ti.

En el bar, después, mientras pides algo para los dos, mientras tratas de parecer fuerte, yo te miro detenidamente e intento averiguar, casi desesperadamente, lo que significo para ti. En ese momento tú cruzas conmigo tu mirada y te das cuenta, sí, lo haces y algo cambia en tu expresión de repente, aunque disimulas mirando a la barra.

Sigo esperando, en algún momento te sentarás ante mí y yo me pregunto, si te dijera lo que siento, ¿huirías de mí?

He vivido muchas cosas y he aprendido con cada fracaso, con cada golpe, con cada pérdida. Tanto aprendí que, por fin, un día me di cuenta, de que el hogar es sólo un estado mental, es tan sólo esa sensación que te hace creer que perteneces a un sitio, esa sensación que te hace sentir cómodo, esa sensación que si eres capaz de controlar, conseguirá hacer que seas feliz en cualquier lugar en el que acabes estando.

Toda mi vida busqué lo que necesitaba en los demás, no fui capaz de darme cuenta antes de que todo lo que necesitaba estuvo siempre en mí, que tan sólo tenía que comprenderlo y usarlo en mi favor. Ahora por fin lo entiendo.

Pensaba que la soledad arruinaría mi vida y, no obstante, fue la soledad la que me enseñó a vivir y ya no le tengo miedo, ahora tengo miedo a aquellas personas que entran en tu vida y son capaces de ponerla patas arriba sólo para tener lo que ellas quieren, nunca para hacer contigo algo más grande de lo que podríais tener por separado.

La verdad y el amor son todo lo que importan y, si sabes eso, ya tienes bastante camino de la vida andado. Aprende a quererte y, pronto, aparecerá quien te ame también.