Archivos de la categoría ‘Descriptivos’

Aquí estamos, en un mundo que no tiene claro hacia dónde va, escribiendo nuestra historia, una historia que va de fracasos y aciertos, de decepciones y alegrías, de corazones rotos y corazones que reviven latiendo con intensidad.

El mundo se ha vuelto loco y, al menos, parte de las personas que viven en él también y, además, hay muchas a las que ni siquiera les importa que esto haya pasado, porque cada día le importa menos todo a los demás, porque parece que, ahora, sólo importa uno mismo y nadie más.

Ahora miro alrededor y, muchas veces, todo me parece extraño, como si perteneciera a otro lugar, como si supiera que mi corazón está en otro sitio y mi mente no fuera capaz de recordar cuál es.

Estamos tan perdidos, somos tan diferentes a lo que debíamos ser… ¿Merece la pena que nos salvemos?

De repente, cuando crees que nada puede hacerte creer, aparece ante ti una esperanza, tenue, que poco a poco se va convirtiendo en algo grande y te encuentras, un día, mirándote al espejo y volviendo a soñar, porque puede que medio mundo haya enloquecido pero tú sigues siendo ese loco auténtico que siempre supo que algo podía cambiar.

Anuncios

Consejo de sabios

Publicado: 21 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Cógeme el pulso, dime si esta historia se ha terminado, si mi corazón será capaz de volver a latir o si ya no habrá oportunidad de arreglar todo lo que hemos estropeado.

Lo dejé correr, hay demasiadas cosas que hacen daño y aquí estamos los dos, buscando la fortaleza en la que resistir en este mundo extraño.

Frente al consejo de sabios negué que aún sintiera amor por ti y te condenaron a ser tan sólo la sombra de aquella luz que un día iluminó todo para mí con la fuerza del mayor de los relámpagos.

Caerán los imperios, se levantarán nuevos estados, morirán reyes, nacerán príncipes y princesas que cambiarán los cuentos de los que todos acabarán hablando y los días se terminarán, como esta historia de la que tan sólo quedan palabras y dibujos de pequeños trazos.

Dime, a dónde vas a volar para dejar lo nuestro de lado.

Llévame una última vez a ese lugar que soñamos, dale de nuevo a reproducir aquella canción que bailamos y trata de olvidar todo lo que antes hemos hablado y dime que fue cierto una última vez y dejemos que la vida nos enseñe a dónde ir, sin importarnos nada más que ese futuro que no será el que habíamos hablado.

No te olvides de nadie, todos fuimos parte de tu vida y somos parte de quien eres, si alguna vez dudas te esperaremos en el horizonte, donde nuestras miradas se cruzan por Ϝltima vez.

Vivir

Publicado: 20 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Ahora que ha pasado el tiempo, empiezo a tener claro que quizás tenía que pasar, que aunque doliera algo me debía enseñar y poco a poco recuperé mi sonrisa para volver a sentir lo que significa vivir.

No tengo tiempo para odiar, tengo demasiadas cosas que sentir, demasiadas cosas que puedo disfrutar y todo lo que no me aporta lo quiero lejos, porque quiero ver de nuevo toda mi vida con los ojos del niño que un día fui.

Ya no me voy a volver a quejar porque ahora me toca ser feliz, porque me toca sentirme ligero y poder volar, porque me niego a tener que olvidar para sentir.

Puse el contador a cero, algo me hizo volver a empezar y aunque fue difícil ahora sé lo importante que algunas cosas son para mí.

No es justo caer y hacerse daño pero si no te lanzas del nido nunca serás capaz de volar, sino consigues elevarte en el cielo ya no lo podrás disfrutar.

Tengo algo importante que contarte, no quiero impacientarte, pero sé que si esperas te gustará aún más.

El bosque

Publicado: 17 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

El frío comienza a hacerse demasiado duro. Es el momento de encontrar algún claro en el bosque y parar por hoy. Necesitamos encender un fuego, comer algo y descansar, hemos andado demasiado, avanzado demasiado y, aunque debemos dejar aún mucho terreno detrás de nosotros no podemos hacerlo sin parar en algún momento.

Conseguimos unas cuentas ramas secas, algunas piñas y unas cuantas rocas para rodear la futura hoguera. Poco a poco las llamas van surgiendo y empezamos a sentir ese calor que necesitamos.

Pronto, cada uno de nosotros, va sacando sus provisiones y vamos intercambiándolas, animándonos y empezando a hablar.

Los miro a todos uno a uno y me siento feliz. Puede parecer absurdo, estamos en medio de ningún sitio, en un profundo bosque, y, sin embargo, me siento lleno. No necesito esa civilización que hemos dejado detrás de nosotros para sentirme importante. En este momento, en este lugar y en medio de todos ellos, siento, por fin, que mi vida tiene sentido, que estoy donde tengo que estar y que, pronto, pasará lo que siempre estuve esperando en mi vida.

Eres otra persona

Publicado: 14 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Ahora que soy mayor lo comprendo todo mejor, lo veo más claro.

Fuiste un instante fugaz pero importante, eras el latido de mi corazón y cada parte de eses mis huesos que ennegrecieron de golpe.

Vi la mejor parte de ti pero tú no eras capaz de ver nada de lo que yo sí veía. Eras demasiado niña, demasiado infantil, seguías viviendo en un mundo irreal, aún no habías recibido los golpes necesarios para madurar, aún no sabías, para nada, como era la vida en realidad.

Una cosa es lo que muestras pero en realidad eres otra persona, una llena de miedos que aún no es capaz de reconocerse ante el espejo, porque es más fácil huir de lo que asusta que encararlo realmente, porque es mejor creerse valiente que cobarde, el problema es cuando uno se cree valiente cuando realmente es un cobarde.

Fuiste capaz de muchas cosas, de enseñarme el amor cuando lo creía perdido pero también de enseñarme el dolor que creía olvidado, el dolor de cuando te destrozan sin razón.

Somos mucho más de lo que aparece en la superficie, tú lo eras, yo lo era y, sin duda, ninguno de los dos era lo que el otro quiso creer.

Ascensores

Publicado: 13 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Me desafías con la mirada, mientes para ganar, me buscas, me retas, tienes ganas de pelear, de decirme cosas que me hacen daño, sencillamente porque de algún modo tú también te sientes mal.

Prendimos una llama esta noche y la vemos consumir, en esa vela cuya cera nos empeñamos en verter sobre nosotros, como para recordarnos con la quemazón que seguimos vivos, como queriendo demostrar que el dolor esconde, en realidad, el más profundo y perseguido de los sentimientos, ese amor que dolido se empeña ahora en buscar guerra.

Somos como ascensores, ahora estamos arriba, ahora estamos abajo y no paramos de movernos, de subir y de bajar, de buscarnos las cosquillas, de seguir buscando esa altura en la que debemos permanecer.

Tratemos de olvidar, lo más importante ahora es vivir, nuestra felicidad es lo más importante y aunque me tambalee por tus palabras, me mantengo de pie porque, en tus ojos, leo lo que sientes en verdad.

Así es esta noche, así transcurre y seguimos así, buscando el lugar en el que pararnos.