Deséame suerte

Publicado: 16 noviembre, 2017 en Reflexivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Se ha terminado un capítulo, toca bajar a la tierra otra vez. No hace falta entristecer, tan sólo reflexionar, porque si lo hacemos podremos ver lo lejos que hemos llegado sin buscar ni un gramo la suerte, sólo con nuestros méritos propios, esos que a veces nos arruinan y de vez en cuando nos llevan al mayor de los éxitos.

Soy lo que ves, no me reconozco ya en mi foto de carnet y mirándome sé que el reflejo de mi espejo es sólo un indicio de todo lo que puedo aún ser.

Mi carrusel se ha parado, me toca buscar una nueva cabalgadura para llegar el primero a la meta de mi deber y, así, encontrar de paso todo eso que se supone que debo querer.

Todos necesitamos algo, a veces el villano que nos convierta en héroes, otras veces el juez que nos diga lo que somos y debemos ser, quizás un aplauso inesperado cuando piensas que no has hecho las cosas bien, una nota en un recuadro que te diga que eres aún mejor que un diez.

Aún guardo muchos trucos para seguir cayendo de pie. Mira lo lejos que hemos llegado. Deséame suerte, que te vaya bien, yo siempre te querré, aunque tan sólo seas aquello que un día llamaré ayer.

Anuncios

Miau

Publicado: 15 noviembre, 2017 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Tú, como otros, creías que lo iba a pasar fatal y, desde luego, no se ha parecido a lo que habías imaginado, porque desde que estoy sin ti me siento genial, por fin gozo de esa libertad que me faltaba cuando echabas tus uñas sobre mi espalda para no dejarme avanzar.

Araño mi pasado, lo dejo irreconocible porque lo quiero olvidar, no quiero pensar en él nunca más y quiero olvidar todo lo que tanto me hizo mal.

Preparabas mi epitafio y yo ya hace mucho tiempo que lo tengo pasado y tan sólo en tres palabras podría decir lo que pienso de ti y los que son como tú, toda una declaración para mi última expresión: ¡Qué os den!

Como un gato con su miau, yo canto esa frase sin parar y cuanto te cruzas conmigo en la ciudad casi me la pongo a gritar y me río mientras tu cara parece estallar, soy el felino canalla que ha regresado para atormentar a todo aquel que pensaba que lo podía cazar.

Gracias por los servicios prestados, vete a chocar con tu coche de atracción barata, con alguno que haya bebido algún cubata y déjame en paz, ni siquiera mereces el tiempo que un día te estuve dispuesto a dedicar.

Eres otra persona

Publicado: 14 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Ahora que soy mayor lo comprendo todo mejor, lo veo más claro.

Fuiste un instante fugaz pero importante, eras el latido de mi corazón y cada parte de eses mis huesos que ennegrecieron de golpe.

Vi la mejor parte de ti pero tú no eras capaz de ver nada de lo que yo sí veía. Eras demasiado niña, demasiado infantil, seguías viviendo en un mundo irreal, aún no habías recibido los golpes necesarios para madurar, aún no sabías, para nada, como era la vida en realidad.

Una cosa es lo que muestras pero en realidad eres otra persona, una llena de miedos que aún no es capaz de reconocerse ante el espejo, porque es más fácil huir de lo que asusta que encararlo realmente, porque es mejor creerse valiente que cobarde, el problema es cuando uno se cree valiente cuando realmente es un cobarde.

Fuiste capaz de muchas cosas, de enseñarme el amor cuando lo creía perdido pero también de enseñarme el dolor que creía olvidado, el dolor de cuando te destrozan sin razón.

Somos mucho más de lo que aparece en la superficie, tú lo eras, yo lo era y, sin duda, ninguno de los dos era lo que el otro quiso creer.

Ascensores

Publicado: 13 noviembre, 2017 en Descriptivos, Relatos
Etiquetas:, ,

Me desafías con la mirada, mientes para ganar, me buscas, me retas, tienes ganas de pelear, de decirme cosas que me hacen daño, sencillamente porque de algún modo tú también te sientes mal.

Prendimos una llama esta noche y la vemos consumir, en esa vela cuya cera nos empeñamos en verter sobre nosotros, como para recordarnos con la quemazón que seguimos vivos, como queriendo demostrar que el dolor esconde, en realidad, el más profundo y perseguido de los sentimientos, ese amor que dolido se empeña ahora en buscar guerra.

Somos como ascensores, ahora estamos arriba, ahora estamos abajo y no paramos de movernos, de subir y de bajar, de buscarnos las cosquillas, de seguir buscando esa altura en la que debemos permanecer.

Tratemos de olvidar, lo más importante ahora es vivir, nuestra felicidad es lo más importante y aunque me tambalee por tus palabras, me mantengo de pie porque, en tus ojos, leo lo que sientes en verdad.

Así es esta noche, así transcurre y seguimos así, buscando el lugar en el que pararnos.

Besos en guerra

Publicado: 12 noviembre, 2017 en De sentimientos, Relatos
Etiquetas:, ,

Nadie dijo que fuera sencillo, nunca lo podría ser, soy de todo menos fácil y tú no eres mucho mejor.

No creas lo que te cuentan, poca gente sabe ver en mi interior, y por mucho que me dediquen adjetivos, pocos acertarán, porque lo que siento no lo ando contando, por lo que vivo es mi secreto y todo lo que quiero, lo guardo en mi interior.

Nunca dije que no me costara nada, nunca dije que no estuviera dispuesto a tener heridas por conquistar tu corazón y si estos besos en guerra nuestros me hieren, moriré sabiendo que me he ganado el perdón.

No, no tengo tiempo para vivir en el pasado, necesito un futuro y el que quiero pasa por estar contigo, así que créeme, no soy un fantasma, soy de carne y hueso y no me arrepiento de ninguna de mis palabras, porque todas ellas salen de mi corazón.

Ganaré esta guerra para conquistarte, no te dejaré marchar, tienes dos opciones rendirte y aceptarme o dejar batallar para perder un poco el tiempo, porque si hay algo que tengo claro es que soy capaz de conquistar tu corazón.

Cuando me recuperé de la pesadilla que pensé haber soñado pero que, en realidad, había vivido, quise ir en busca de todos los caminos que no había recorrido. Pero, poco a poco, me di cuenta de que me asqueaba recorrerlos. Había cambiado, ya no era como antes, ya no sentí igual, ni reaccionaba igual.

Mi vida estaba llena de fantasmas y amigos, los fantasmas de todo lo bueno que pudo ser y que acabó en las sombras y los amigos que me siguen haciendo creer que ese destino con el que siempre he soñado continúa siendo posible.

Yo que he vivido tanto tiempo en la oscuridad, mejor que muchos otros, puedo decir que no puedes dejar que aquellos que te quieren robar tus sueños te los roben, que no puedes dejar que otros cambien tu vida a su interés, que no puedes dejar que otros gobiernen tu destino, porque es tuyo, sólo tuyo, y nadie más tiene derecho a cambiarlo.

Desde este lugar, desde este rincón que tanto significado tiene para mí, te cuento mis dudas y certezas, recuerdo nombres olvidados y nombres tachados que quizás no debiera pronunciar pero, ahora más que nunca, necesito que alguien conozca mi verdad y la única persona a la que se la puedo contar es a ti.

¿Estás preparada?