Tantos bailes

No sé cómo ha cambiado tanto en tan poco tiempo, pero ahora todo luce diferente, como si lo hubieran cambiado o, quizás, como si me hubieran dado unos ojos nuevos con los que mirar.

Aquí estoy, esperando a cruzar la calle, mientras tus ojos siguen esperando en doble fila, el momento en el que conectar en lo más profundos con los míos.

Me di cuenta de lo que pasaba cuando una risa profunda surgió en mi interior, con la primera broma tonta que me dijiste tomando café. Sin querer llegaste a lo más profundo de mi alma y me has hecho darme cuenta de que aún me queda mucho tiempo para seguir aprendiendo de ti, para seguir conquistándonos día a día, como si todo hubiera empezado ayer.

Todavía nos quedan tantos bailes que tomar, tantas cosas que celebrar, tantas fiestas que celebrar, tantos besos que robarnos de los labios, tantos amaneceres que ver llegar juntos y tantas noches largas que se harán cortas recorriéndonos de arriba a abajo.

Tengo muchas cosas aún que ser y, la mayoría, serán a tu lado, porque tú me enseñaste el camino que tengo que recorrer.

Anuncios