Escupe fuego

No puedo decir nada, porque sería decir la verdad y no la puedo confesar, sería quedar en evidencia y no quiero quedar mal, demasiadas cosas he perdido para perder una más, una tan importante como es el poco respeto que aún me tengo.

Tu amor no arde, sólo escupe fuego, el mismo que yo quisiera apagar con mi aliento pero eso no puede pasar, no me puedo dejar llevar hacia esa locura de aceptar que me equivoqué, de aceptar que tenías razón y que yo, tan obstinada, me equivoqué a cada momento.

No, no quiero volver a pasar por ese calvario, no quiero volver a sentir que soy pequeña, que soy demasiado egoísta para aceptar que tú tenías razón y yo me moría de miedo.

Prefiero creer que tengo razón antes de aceptar que, en verdad, nunca rompiste nada entre los dos, que era perfecto y que yo no supe aceptar que quién te quiere te dirá la verdad, aunque tú no quieras saberla.

Anuncios

Antes de ti

Hasta que te conocía no sabía quién era, aún no me había descubierto, porque era muchas cosas pero muchas cosas aún ni las imaginaba y fue, cuando te conocí, cuando las descubrí. Ante de ti quise muchas cosas, contigo las conseguí.

Mi libertad llegó con mi suerte, esa que tuve al encontrarte sin merecerte, cuando menos buscaba nada, fue cuando conseguí el gran premio que me habría de traer, para siempre, la esperanza que necesitaba.

Antes de ti soñaba con el amor, ahora sé lo que es y es mucho mejor que todo lo que durante tanto tiempo fui capaz de imaginar.

Encontré en ti todo lo que me había faltado, mi rebeldía adolescente, la locura de felicidad que me había faltado, la razón para ser más grande cuando menos lo hubiera pensado… y todo por esos besos que de energía me insuflan cuando nuestros labios se encuentran desesperados.

Antes de ti quería tocar el cielo, ahora vivo allí.

Me dijeron de pequeño

No, no ha sido sencillo pero no sería mejor si más sencillo fuera. Mi vida tiene sus momentos, buenos y malos, como las de cualquier otro y nadie me prometió que sería fácil, dependió siempre de mí que así lo sintiera y pro eso no me rindo nunca e intento sonreír aunque mi alma no quiera.

Me dijeron de pequeño que no sería capaz de alcanzar mis sueños, los mismos que me insultaban por ser distinto a lo que ellos creían que era bueno, y de ellos aprendí a crecerme en la derrota, porque cuando más se metían conmigo yo más claro lo tenía: nunca sería como ellos.

No, no seré nunca como ellos, ni seré de los que lance, jamás, las campanas al vuelo, así que nadie me busque en la luna, mirad siempre al suelo, el mismo en el que me siento a contemplar este nuestro universo, porque yo tengo claro que soy pequeño y, por ello, tan imperfecto como otro cualquiera, tan bonito por mis cosas buenas y mis cosas malas, tan bello como cualquier otro ser imperfecto de este planeta.

Camino de tu corazón

Cuando lo entiendes es sencillo, no necesitas pensarlo mucho porque sabes que es la decisión correcta. No necesitas mucho equipaje, tan sólo un par de cosas, para coger el avión en busca de lo que sabes que es el camino de tu corazón, detrás de los ecos que dejaron los besos y el aroma de la única persona que puedes considerar tu patria.

No, no necesitas tener clara la dirección cuando sabes que has encontrado lo que hace que lata más rápido tu corazón.

Una maleta con las fotos de tu vida anterior y un poquito de tierra del lugar en que uno nació.

El avión se alza por encima de las nubes, sientes que te toca el sol y entiendes que pronto todo cambiará pero que el cambio es para mejor.

Pronto tus palabras no serán una ilusión, tu promesa se habrá vuelto realidad y ese amor que declaramos los dos tendrá ya su propia confirmación.

Me gustas tú

Lo tengo claro, no necesito ninguna señal, ninguna prueba, lo noto en mi interior y no lo puedo contener ahí y por eso aquí estoy yo ahora, diciéndole al mundo que me gustas tú, que me has dado la oportunidad de lanzar los dados y ganar en esta gran ruleta que es el destino y que toda casualidad que he tenido ha tenido sentido porque me ha traído hasta ti.

Si tú estás conmigo todo tiene sentido y estemos bien o mal, me siento mejor que sin ti pues amo cada gesto que viene de ti, me gusta tu oscuridad y me gusta tu luz, me gustas cuando sonríes y cuando no te soportas ni tú, por eso lo tengo tan claro, por eso tiene tanto sentido para mí y por eso no puedo evitar decirle al mundo lo que siento cuando estoy contigo.

¿Qué tal si lo llevamos a nivel más allá? ¿Qué opinas, me volverás a acompañar en mi calma y en mi tempestad?